Evangelio del domingo para niños: S. Mateo 4,1-11.(1/3/20)

Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el demonio.

Después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, sintió hambre.

Y el tentador, acercándose, le dijo:

“Si tú eres Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes”.

Jesús le respondió:

“Está escrito: El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

Luego el demonio llevó a Jesús a la Ciudad santa y lo puso en la parte más alta del Templo, diciéndole:

“Si tú eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: Dios dará órdenes a sus ángeles, y ellos te llevarán en sus manos para que tu pie no tropiece con ninguna piedra”.

Jesús le respondió:

“También está escrito: No tentarás al Señor, tu Dios”.

El demonio lo llevó luego a una montaña muy alta; desde allí le hizo ver todos los reinos del mundo con todo su esplendor,
y le dijo:

“Te daré todo esto, si te postras para adorarme”.

Jesús le respondió:

“Retírate, Satanás, porque está escrito: Adorarás al Señor, tu Dios, y a él solo rendirás culto”.

Entonces el demonio lo dejó, y unos ángeles se acercaron para servirlo.

Evangelio según San Mateo 4,1-11.

SABÍAS QUE…

Hemos llegado al primer domingo de cuaresma.

En la primera lectura, Adán y Eva son creados por Dios Padre con inmenso amor y, más tarde, tentados por el demonio en forma de serpiente.

Eva, y después Adán, se dejaron engañar y no confiaron en su Padre Dios.

El tentador, el demonio, quiso hacer lo mismo con Jesús. Engañarle para desviarle de su camino e impedir nuestra salvación.

Pero Jesús no cayó en sus mentiras.

Jesús siempre vence al demonio.

Jesús se prepara para su gran misión con humildad; ayunando, rezando y haciendo sacrificios en el desierto durante 40 días.

Así es como nos enseña a vencer al demonio.

Es nuestro modelo para hacer lo mismo durante la cuaresma, para poder acompañarlo y llegar triunfantes al día de Pascua.

LENGUAJE SIMBÓLICO

¿Cómo intenta engañar el demonio a Jesús?

Le tienta con:

  • Comida. Jesús tenía hambre. A nosotros nos puede tentar con tener y atesorar todo tipo de objetos materiales; chuches, consolas, prendas de ropa a la última moda, móviles… Jesús no necesita nada, nos enseña el DESPRENDIMIENTO, solo la palabra de Dios -Jesús- nos alimenta, nos da la felicidad que nunca acaba.
  • Poder; le tienta para que utilice su poder para hacer más fácil su camino y evitarse problemas. Jesús emplea su poder para amar y cuidar a los hombres. Nunca en su propio beneficio. AMAR es el camino de la felicidad. Utilicemos nuestros dones para hacer más agradable y alegre la vida a los demás; papás, abuelos, hermanos, amigos, compañeros…
  • La Fama: le promete ser el más popular y famoso. Jesús escoge la HUMILDAD. La Humildad nos hace capaces de valorar a los demás, ser agradecidos, pedir perdón y saber perdonar, nos hace capaces de pedir ayuda cuando nos sabemos necesitados y dejarnos ayudar.

QUÉ ME DICE JESÚS

No tengas miedo del demonio.

Yo te tengo cogido de mi mano y no le dejaré que te haga ningún daño. Confía en mí.

Aprende de mí y no te podrá engañar nunca el gran mentiroso.

Si caes, acude al sacramento de la penitencia y yo curaré tus heridas.

¡Te amo hasta el infinito y más allá!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s