Comentario del Evangelio para niños: San Juan 10,27-30.

Mis ovejas escuchan mi voz, yo las conozco y ellas me siguen.

Yo les doy Vida eterna: ellas no perecerán jamás y nadie las arrebatará de mis manos.

Mi Padre, que me las ha dado, es superior a todos y nadie puede arrebatar nada de las manos de mi Padre.

El Padre y yo somos una sola cosa».

San Juan 10,27-30.

SABÍAS QUE…


Se celebraba entonces en Jerusalén la fiesta de la Dedicación.
Era invierno, Jesús se paseaba por el Templo, en el Pórtico de Salomón.

san Juan 10, 22-23

La fiesta de la dedicación:


“conmemoraba la consagración del Templo y del altar después de la profanación de Antíoco  Epifanes dos siglos antes. 


Este rey sirio había instalado en el altar un ídolo pagano,
(…) y llenaba de horror a los israelitas.

Los Macabeos vencieron al impío rey, y, después de destruir 
el altar profanado, construyeron uno nuevo, similar al viejo, 
como mandaba la ley, y santificaron la Casa y los atrios. 

Hicieron nuevos objetos sagrados y colocaron dentro del 
Templo el candelabro, el altar del incienso y la mesa. 


Quemaron incienso sobre el altar y encendieron las lámparas 

del candelabro, que iluminaron el Templo. 

Pusieron panes sobre la
mesa, colgaron cortinas y 
dieron fin a la obra que 
habían comenzado. 

Dios tenía otra vez una morada digna para habitarla con su 
presencia.

En las casas se encendían cirios todos los días que duraba el festejo.”


encuentra

LENGUAJE SIMBÓLICO…

Jesús está hablando con los fariseos que están furiosos con Él.

Quieren encontrar un motivo para condenarlo.

Poco antes había curado al ciego de nacimiento. y están indignados porque cura en sábado. Les da igual el ciego, no tienen ni pizca de amor por los demás.

“Los Judíos lo rodearon y le preguntaron:

«¿Hasta cuándo nos tendrás en suspenso? Si eres el Mesías, dilo abiertamente».

Jesús les respondió:

«Ya se lo dije, pero ustedes no lo creen. Las obras que hago en nombre de mi Padre dan testimonio de mí, pero ustedes no creen, porque no son de mis ovejas.

san Juan 10, 24-26

Les faltaba la fe.

Daba igual los milagros que le habían visto hacer.

No querían creer en Él, no querían creer que Jesús es Dios. 

Jesús es la Puerta para entrar en el cielo. 
Él nos lleva de la mano.

Él es el Buen Pastor.
Jesús es el Hijo de Dios hecho hombre.

“El Padre y yo somos una sola cosa”. 

Este es el misterio de la Santísima Trinidad.

QUÉ ME DICE JESÚS…


Yo te conozco.

Te quiero con locura y te cuidaré siempre.

No tengas miedo y confía en mi.

He resucitado y te daré la vida eterna.

Estoy esperándote en el Sagrario, Ven a verme y cuéntame tus cosas, Yo te contaré las mías.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s